La alimentación saludable es una de nuestras más importantes preocupaciones, eso sí, sin renunciar al sabor tradicional. Por eso tenemos un jamón reducido en sal, reconocido por la “Fundación Española del Corazón”, posiblemente, el jamón más saludable del mundo.