El objetivo de nuestra empresa no es sólo vender el jamón, sino buscar que beneficios puedes obtener de él, según como lo vayas a utilizar. Lo primero que hacemos es preguntar para que quieres el jamón y según sus necesidades le ofrecemos el producto más adecuado. Es decir, que voy a hacer diferente que no haya sido propuesto por los demás.